En una cancha hostil: Guatemala consigue angustiosa victoria

Imprimir E-mail
Selección Nacional
Escrito por Selvin Giovani Batz   
Viernes, 07 de Septiembre de 2012 22:19

La selección nacional del fútbol de Guatemala, en un terreno de juego que era prácticamente una ciénaga, tuvo que emplearse a fondo para vencer a su similar de Antigua y Barbuda. Efectivamente: Guatemala 3 – 1 Antigua y Barbuda.

Desde antes del pitazo inicial, la lluvia se hizo presente en el estadio nacional Mateo Flores, causa por la que la cancha de dicho recinto, quedó anegada en varios sectores de la misma; no obstante, la escuadra guatemalteca, durante la mayor parte del tiempo: intentó tocar el balón con propiedad, jugar al fútbol y, con dichos argumentos futbolísticos, dominar y doblegar a los antiguanos.

En toda la etapa inicial, el equipo dominante fue la selección nacional; pero, la escuadra antiguana, en ningún momento se amilanó y de esa cuenta consiguieron hilvanar dos contraataques peligrosos que obligaron al arquero nacional, Ricardo Jerez, y al resto de sus defensas, a esforzarse al máximo para detener los mencionados contragolpes; sin embargo, los antiguanos, gracias a su perseverancia lograron fabricar un tercer contraataque que tomó mal parado al equipo guatemalteco y, derivado de este contragolpe, la selección de Antigua y Barbuda, inauguró el marcador dejando estupefacta a toda la afición guatemalteca, pues para sorpresa de todos, Antigua y Barbuda vencía 1 – 0 a Guatemala. A partir del gol de la selección visitante, la selección nacional, perdió el sosiego y se abalanzó al área antiguana con bastante ímpetu; pero, sin las ideas claras para romper el muro defensivo que los antiguanos habían construido; de manera que, al concluir los primeros cuarenta y cinco minutos de acción, los antiguanos vencían 1 – 0 a los guatemaltecos.

Para la segunda parte, el estratega paraguayo, Ever Hugo Almeida, realizó variantes en su esquema táctico y, dicha determinación, le cambió la cara al partido; pues gracias a los movimientos efectuados, la escuadra nacional, comenzó a forjar jugadas más peligrosas y a practicar un fútbol más vertical y más ofensivo. En efecto, con el ingreso de Dwight Pezzarossi y Marco Tulio Ciani –desde el comienzo de la segunda parte- el fútbol de Guatemala se hizo más incisivo; de manera que, el acoso y el dominio de Guatemala, sobre el arco antiguano, se hizo más evidente y en ese momento se atisbaba que era sólo cuestión de tiempo para que la selección guatemalteca encajase el gol del empate y, efectivamente, así sucedió. Cuando corría el minuto 60, el estelar mediocampista, Marco Pablo Pappa, trazó un estupendo centro que entró a rematar magistralmente de cabeza el máximo goleador nacional, Carlos “el pescado” Ruiz. En ese instante, las aguas volvieron a su cauce, puesto que la escuadra chapina, recobró el sosiego y, tras templar los nervios, buscó con ahínco e inteligencia, los goles de la victoria. Por lo tanto, Guatemala, continuó asediando el arco de los antiguanos y tal era el dominio, que el arquero antiguano, Molvin James, perdió la templanza y se hizo expulsar ingenuamente tras perder tiempo deliberadamente. Dicho error del arquero caribeño, les costó caro a los antiguanos, ya que esta circunstancia fue bien aprovechada por la selección guatemalteca, pues luego de la expulsión del arquero James, los guatemaltecos, aprovecharon el desasosiego que se creó en el equipo caribeño y, tras un pase en profundidad, otra vez, Carlos “el pescado” Ruiz, consiguió anotar y así poner en ventaja al equipo nacional. Posteriormente, el dominio de Guatemala, se hizo más evidente y en el último minuto de acción, la selección nacional, volvió a trazar otro buen centro que ingresó a rematar el artillero nacional, Dwight Pezzarossi, poniendo así las cifras definitivas al marcador: 3 - 1 en favor de Guatemala. No obstante, hay que resaltar que en la segunda parte, la selección de Antigua y Barbuda, logró fabricar cuatro contragolpes peligrosos: uno de ellos se estrelló en el larguero, otro fue estupendamente atajado por el arquero nacional, Ricardo Jerez; uno más fue desviado puntualmente por el defensa, Carlos Gallardo y el cuarto contragolpe fue rematado desviado.

Ciertamente, la selección antiguana, fue un hueso duro de roer y sumado al mal estado de la cancha, el partido resultó ser una batalla complicada; sin embargo, pese a tener el panorama cuesta arriba, la selección guatemalteca, supo sosegarse a tiempo y a buscar el arco del adversario con inteligencia y tesón.

El partido de vuelta entre guatemaltecos y antiguanos, será el próximo martes a las 17:00 horas. Por otra parte, con esta victoria, Guatemala suma cuatro puntos y se halla empatado en el segundo lugar con Estados Unidos; mientras que el líder del grupo A es la selección jamaicana, quién gracias a su victoria ante los Estados Unidos, suma siete puntos y comanda este grupo en solitario.

Loading Photo Gallery...

             

 
top